Cómo hacer un análisis DAFO

0

El análisis DAFO es una técnica útil para comprender tus Fortalezas y Debilidades, y para identificar tanto las Oportunidades abiertas para ti como las Amenazas a las que te enfrentas.

Utilizado en un contexto comercial, sirve para crear un nicho sostenible en el mercado. Usado en un contexto personal, te ayuda a desarrollar tu carrera de una manera que aproveches al máximo tus talentos, habilidades y oportunidades

Análisis DAFO empresarial

Lo que hace que DAFO sea particularmente poderoso es que, con un poco de reflexión, puede ayudarte a descubrir oportunidades en las merezca la pena invertir tus recursos. Y al comprender las debilidades de tu negocio, puedes gestionar y eliminar las amenazas que de otro modo te sorprenderían.

Al analizarte a ti mismo y a tus competidores utilizando el marco DAFO, puedes comenzar a diseñar una estrategia que te ayude a distinguirte de tus competidores, para que puedas competir con éxito en tu mercado.

Análisis DAFO: Conceptos básicos

Creado por Albert S. Humphrey en la década de 1960, la herramienta DAFO es tan útil ahora como lo era entonces. Puedes usarlo de dos maneras: como un simple rompehielos que ayuda a las personas a unirse para “iniciar” la formulación de estrategias, o de una manera más sofisticada como una herramienta de estrategia seria.

Las fortalezas y debilidades a menudo son internas de tu organización, mientras que las oportunidades y amenazas generalmente se relacionan con factores externos. Por esta razón, el análisis DAFO a veces se denomina Análisis Interno-Externo y la Matriz DAFO a veces se denomina Matriz cuadrada.

Plantilla DAFO

A continuación, te dejamos con las preguntas que deberás responder en relación a tu empresa o a tu carrera personal para poder hacer el análisis DAFO en función de tu caso.

Fortalezas

  • ¿Qué ventajas tiene tu empresa?
  • ¿Qué haces mejor que nadie?
  • ¿Qué recursos únicos o de menor coste puedes utilizar que otros no puedan?
  • ¿Cuáles creen las personas en el mercado que son tus puntos fuertes?
  • ¿Qué factores significan que “obtienes la venta”?
  • ¿Cuál es la propuesta de venta única de tu organización?

Al analizar tus puntos fuertes, piensa en ellos en relación con tus competidores. Por ejemplo, si todos tus competidores ofrecen productos de alta calidad, entonces un proceso de producción de alta calidad no es una fortaleza en el mercado de tu organización, es una necesidad.

Debilidades

  • ¿Qué podrías mejorar?
  • ¿Qué deberías evitar?
  • ¿Cuáles son las debilidades que verán en tu empresa los consumidores?
  • ¿Qué factores te hacen (o te harán) perder ventas?

Lo mejor a la hora de analizar tus debilidades es ser realista y enfrentar las verdades desagradables lo antes posible.

Oportunidades

  • ¿Qué buenas oportunidades puedes detectar?
  • ¿Qué tendencias interesantes conoces?

Las oportunidades útiles pueden provenir de cosas tales como:

  • Cambios en la tecnología y los mercados.
  • Cambios en la política gubernamental relacionados con tu sector.
  • Cambios en los patrones sociales, perfiles de población, cambios en el estilo de vida, etc.
  • Eventos locales.

Amenazas

  • ¿Qué obstáculos enfrentas?
  • ¿Qué están haciendo tus competidores?
  • ¿Están cambiando los estándares de calidad para tu trabajo, productos o servicios?
  • ¿Está cambiando la tecnología amenazando tu posición en el mercado?
  • ¿Tienes problemas de deudas incobrables o de flujo de efectivo?
  • ¿Alguna de tus debilidades puede ser una amenaza para tu negocio?

Una vez comprendas cuáles son tus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas, serás capaz de poner en práctica diversas acciones cuyo objetivo pueda ser explotar esas fortalezas, corregir esas debilidades, aprovechar esas oportunidades o eliminar esas amenazas. De hecho, hacer el análisis sin intención de utilizar sus resultados para que tu negocio o tu vida laboral crezcan es una pérdida de tiempo. ¡Así que ponte a trabajar!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here